Novia immacle

Pilar Martínez ha sido nuestra wedding planner… Pero Pilar no es una wedding planner cualquiera… Ella se convierte en parte indispensable de este sueño y lo hace realidad… Ha sabido entendernos a la perfección en todo momento y nos ha aportado una tranquilidad que se agradece muchísimo en momentos así… Ya eres sin duda parte de nuestra historia…te queremos mucho y te estaremos siempre agradecidos…💙

Carmen Camacho y Francisco J. Parada

Boda Rancho del inglés

Desde el primer momento en el que conocimos a Pilar, supimos que era “la elegida” para ayudarnos en la organización y planificación de nuestra boda. Y sí, digo ayudarnos, por que pese a que mucha gente puede pensar que una wedding planner te quita protagonismo en la organización o lleva a cabo toda la planificación dejándote poco o nada para decidir, no puede estar más alejado de la realidad. Pilar es un apoyo, una compañera, una guía, una ayuda casi 24 horas al día que está para todo lo que necesites y más.

Profesional como pocas, sincera, exigente y perfeccionista con todo lo que hace, es el complemento perfecto para que no te saquen de quicio todos los pormenores que tiene una boda, y creedme que tiene muchos. Ella se encarga de conseguirte los mejores proveedores, o simplemente gestionar aquellos que sean de tu confianza, sin tener que estar tu pendiente de citas, telefonos, comparativas de precios, etc. pero dejando siempre en mano de los novios la última decisión y valoración. Te ayuda incluso a ceñirte a un presupuesto establecido, ya que conoce a la perfección el el funcionamiento de las empresas del sector, lo que te ahorra muchísimo tiempo y dinero.

Nuestra boda fue sobre ruedas, no hubo ni un detalle que se le escapase, hasta el punto de que todos los invitados le dieron la enhorabuena y no fue para menos. Fue, desde el comienzo y gracias a su ayuda, un año perfecto, ya que no había que preocuparse por nada más que disfrutar de los preparativos hasta llegar al gran día.

Siempre estaremos agradecidos por haberla tenido a nuestro lado, por que ya la consideramos una amiga, parte de nuestra bonita historia que terminó con uno de los mejores días de nuestra vida juntos.

¡ Gracias Pilar !

Mario y Victoria.

Mario y Victoria

Boda Palacio Monte MiramarNo tengo palabras para describir lo que significó Pilar para nosotros. Teníamos que organizar nuestra boda a distancia, por lo que decidimos buscar ayuda. No tuvimos ninguna duda en decidirnos por ella y no podemos estar más contentos con esa decisión. Con la dificultad añadida de la distancia y tener que hacerlo todo a través de teléfono, supo plasmar nuestros gustos, nuestras ideas y nuestras peticiones. Nos aconsejó, nos guió e hizo lo imposible por hacer todo lo que le íbamos pidiendo. Llegó el gran día y todo salió perfecto, mejor de lo que jamás hubiésemos imaginado. Sé que sin ella no hubiese sido posible. El día de nuestra boda estuvo trabajando desde muy temprano, cuidando cada detalle, pendiente de todo y lo más importante, haciendo que los dos pudiésemos disfrutar cada instante de nuestro gran día. Mil gracias por hacer de nuestra boda el día que siempre habíamos soñado.

Patricia Pérez de LisBarcelona